Change language
Change country

Normalización de la base de datos como base del dato único

En las organizaciones siempre ha sido necesario disponer de la figura del “dato único"
Normalización de la base de datos como base del dato único

En las organizaciones siempre ha sido necesario disponer de la figura del “dato único” como valor fundamental de la información que se gestiona, como activo capaz de generar valor en concreto y, en última instancia, en la toma de decisiones. Ahora, con el crecimiento de las bases de datos, los sistemas en la nube, soluciones Cloud o APPs y el BigData, la normalización de la base de datos como base del dato único es fundamental para aportar valor desde los sistemas de información a la organización. Sin la normalización de la base de datos, los datos pueden no estar estructurados ni bien gestionados, complicando la consecución del objetivo del dato único.

Cloud computing y movilidad en la empresa

También te puede interesar

Cloud computing y movilidad en la empresa.

Normalización de la base de datos

La normalización de la base de datos es el proceso de organizar los datos siguiendo una serie de buenas prácticas y bases teóricas que desembocan en estructuras de datos saneadas. Esta normalización afecta, fundamentalmente, a las tablas y relaciones que las unen, así como restricciones y campos que los forman, para proteger la integridad de la información que almacenan entre otras ventajas. Esta integridad afecta, obviamente, al dato único, eliminando redundancias y dependencias innecesarias o, por el contrario, aportando las necesarias.

La normalización, ayudando a conseguir el dato único, tiende a eliminar la información redundante en las bases de datos que cumplen estas normas. Si el negocio exige un cambio en un dato, éste se propagará o afectará a otras tablas solo donde sea necesario.

Además, con la normalización ayudamos a eliminar dependencias no necesarias o relaciones que no deberían de existir. Por ejemplo, si tenemos un registro que nos identifica la información fiscal de una empresa, no deberíamos encontrar, en el mismo registro, calificadores que dependan de terceras tablas o que son temporales o se deba registrar un histórico.

Estas reglas o normas se denominan “formas normales” que se aplican en cascada, de manera que si se cumple la primera regla, es decir, la base de datos cumple la primera norma, se dice que la base de datos está en la “primera forma normal”. Si se cumplen las tres primeras reglas, la base de datos se considera que está en la “tercera forma normal”. Existen niveles superiores pero, en el sector, se asume que el cumplimiento de estas 3 primeras reglas es suficiente para aportar una coherencia profesional a una base de datos. En nuestro caso, el cumplimiento de estas 3 normas ayudarían claramente a que el CIO pueda tener facilidades para disponer del dato único.

Muchas veces, el proceso de “normalización” de una base de datos, si no se ha realizado desde su creación, requiere reestructuración, creación de nuevas tablas, nuevas relaciones, etc… siendo un trabajo considerable pues afecta tanto a los niveles de las bases de datos, negocio y aplicación de los sistemas de gestión.

Principales formas normales que ayudan a tener un dato único:

  • Primera forma normal. En esta forma normal se debe disponer de una tabla independiente para cada conjunto de datos relacionados, identificando cada conjunto de datos relacionados con una clave principal. Además, los datos de significado similar no deben estar en una misma tabla. Por ejemplo, los stocks de un artículo, si tenemos multialmacén, no deben ser varios campos en una misma tabla del tipo “Stock almacen1”, “Stock almacen2”, etc… sino que debería estructurarse en una o más tablas donde se registre, por cada almacén y artículo, el stock.
  • Segunda forma normal. Si tenemos información que se aplica a múltiples registros, ésta debe estar organizada en entidades separadas y unida con una clave ajena. Por ejemplo, supongamos que tenemos la información de un cliente que se utilizará en múltiples operaciones (venta, llamada, devolución, etc…); la información del cliente se organiza de forma independiente y única pero se relaciona con el resto de operaciones con una clave ajena.
  • Tercera forma normal. Para cumplir esta forma normal debemos diseñar los datos de manera que en un mismo registro de una tabla, todos sus campos dependen de la clave primaria. Por ejemplo, en un registro de una venta, no debería almacenarse el stock del artículo ya que no tiene una dependencia directa con la venta. También se verían afectados campos calculados, como el stock de un producto concreto. Puede ser interesante aplicar la tercera forma normal sólo a los datos que cambian con frecuencia ya que, de lo contrario, se podría ver afectado el rendimiento de la base de datos al tener que desglosar, en numerosas tablas de menor tamaño, toda la información. 

Existen otras formas normales pero, como hemos comentado, las tres primeras son clave en el diseño de una base de datos orientada al dato único. Siempre, en última instancia, es el CIO o el responsable del diseño de las bases de datos el que debe de decidir hasta qué punto “formalizar” el diseño con las formas normales.

Digitalización empresarial desde cero

También te puede interesar

Digitalización empresarial desde cero

Artículos relacionados:

  • Procesos de gestión documental

    El archivo de documentos se ha convertido hoy en día en un gran reto para las empresas.

  • Firma electrónica cualificada ¿Cúando utilizarla?

    La firma electrónica aumenta la seguridad, haciendo que el traspaso de información sea más seguro.

  • Archivo de documentos: todo lo que debes saber

    El archivo de documentos sirve para gestionar, clasificar, ordenar y conservar documentos.

Las cookies y su privacidad.

Utilizamos cookies esenciales para hacer que las interacciones con nuestro sitio web sean fáciles y efectivas, cookies estadísticas para comprender mejor cómo se utiliza nuestro sitio web y las cookies de marketing para adaptar la publicidad para usted. Puede seleccionar sus preferencias de cookies usando el botón 'Preferencias' a continuación, o seleccionar 'Acepto' para continuar con todas las cookies.

Preferencias de cookies

Utilizamos cookies para asegurarnos de que nuestro sitio web funciona correctamente o, ocasionalmente, para proporcionar un servicio a su solicitud (como la gestión de sus preferencias de cookies). Estas cookies están siempre activas a menos que configure su navegador para bloquearlas, lo que puede provocar que algunas partes del sitio web no funcionen correctamente.

Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestra web.

Estas cookies solo se colocan en caso de que usted dé su consentimiento. Utilizamos cookies de marketing para hacer un seguimiento de las páginas que visita de nuestra web para mostrarle contenido según sus intereses y para mostrarle anuncios personalizados. Si no desea aceptar estas cookies por favor marque esta casilla.