Cómo las plataformas digitales están replanteando los negocios.

Las plataformas digitales revolucionan la experiencia cliente y los negocios se adaptan al cambio.
Hombre señalando la pantalla en una reunión

Uno de los principales servicios digitales del mundo ha anunciado que ha presentado una oferta pública. El 3 de abril, la aplicación sueca multiplataforma empleada para la reproducción de música vía streaming, Spotify, cotizará formalmente en la bolsa de Nueva York bajo el símbolo SPOT. Se espera que la plataforma digital alcance un valor de 16.250 millones de euros, pero para que eso ocurra, los inversores en tecnología tendrán que estar convencidos de su modelo de negocio.

En el pasado, las economías se impulsaban por empresas que vendían productos o prestaban servicios. Hoy en día, los márgenes son bajos para los vendedores y proveedores de servicios en la mayoría de las industrias, y se está generando muy poco valor a partir de los modelos de negocio tradicionales. En cambio, empresas como Google, Facebook, Uber y Amazon están definiendo nuevas estrategias de monetización para el siglo XXI y están dando forma a nuevos modelos de negocio.

La economía de plataformas (anteriormente llamada “colaborativa”) es un vasto ecosistema digital que interconecta la tecnología cloud, el big data y las aplicaciones móviles. Abarca servicios de entrega de alimentos como Deliveroo, servicios de transmisión de vídeo como YouTube, y aplicaciones de transporte de pasajeros como Uber y Lyft. Lo que estas plataformas tienen en común es su enfoque en establecer mercados digitales que conecten a los usuarios y faciliten transacciones que de otro modo no habrían sido posibles.

En las últimas dos décadas ha habido un rápido crecimiento en el número y la rentabilidad de las empresas que buscan construir plataformas, en lugar de ofrecer productos o servicios directamente. Según la firma global de servicios profesionales Accenture, la economía de plataformas ha alcanzado los 2,6 billones de dólares en capitalización del mercado mundial y representará hasta una cuarta parte de toda la economía mundial para 2020. A pesar de la enorme cantidad de transacciones que estas plataformas representan ahora, no siempre les resulta sencillo ganar dinero.

Cuando Spotify cotice en bolsa, tendrá que explicar a los inversores cómo pretende obtener beneficios. En 2017, los ingresos de la compañía crecieron un 39% , hasta los 4.100 millones de euros, pero sus grandes costes operativos se tradujeron en una pérdida total de 1.220 millones de euros. Sin un camino claro hacia la rentabilidad, es de esperar que en el mercado bursátil se produzca una lucha como la que sufrió Snap, los creadores de Snapchat, cuando lanzaron su oferta pública el año pasado.

Como demuestran Spotify y Snap, el funcionamiento de estas plataformas puede resultar enormemente caro, ya que la mayoría de ellas optan por monetizar sus operaciones en un modelo de transacción en el que toman una parte de cada venta. Uber, por ejemplo, cobra una comisión de reserva variable que ronda el 20% de la transacción, mientras que Airbnb cobra a sus clientes entre un 5% y un 15% más impuestos por la gestión. Plataformas como Apple's App Store, Google Play y Amazon también construyen sus modelos de negocio en torno a los costes de transacción, pero esto significa que sus ingresos están directamente determinados por el volumen de ventas en su red.

Los modelos de suscripción están creciendo en popularidad en la economía de plataformas y a menudo, estas ofrecen a los usuarios un servicio gratuito con la opción de una actualización premium. Netflix, por ejemplo, tiene 118 millones de suscriptores en todo el mundo que pagan 10,99 € al mes y Dropbox cuenta con 500 millones de usuarios, pero sólo el 2% son suscriptores de pago. Por el contrario, Spotify sólo tiene 159 millones de usuarios, pero el 44%, un total de 71 millones de usuarios, paga la cuota mensual de suscripción. Las plataformas no tienen que estar completamente basadas en suscripciones o transacciones, cada vez más compañías están explorando nuevas formas de combinar ambas.

Hace menos de una década, nadie había oído hablar de Netflix, Deliveroo ...

close up of colleagues looking at a laptop

A medida que las plataformas colaborativas se han ido convirtiendo en la fuerza dominante en la economía digital, un número creciente de órganos políticos y autoridades gubernamentales han ido expresando quejas sobre sus prácticas empresariales. El año pasado, se dictaminó que Uber operaba ilegalmente en Londres al no tratar a sus conductores como empleados. En España, Barcelona recurrió a la prohibición del Airbnb debido a la rápida inflación de los precios de los inmuebles locales. La directora de tecnología de la ciudad, Francesca Bria, explicó los problemas con estas plataformas en una conferencia en 2016:

"Si bien la economía de plataformas tiene un claro potencial para generar impacto económico, hay varias cuestiones importantes que deben resolverse antes: en primer lugar, en torno a la propiedad, el control y la gestión de los datos personales... ¿Pueden las ciudades adoptar un modelo diferente que nacionalice los datos y fomente nuevas formas de cooperativismo e innovación democrática? ¿Cómo pueden las ciudades ayudar a asegurar que esos datos no estén encerrados en silos corporativos, sino que más bien se conviertan en un bien público?"

Bria ha propuesto que las autoridades municipales tengan la obligación de crear plataformas digitales alternativas en beneficio de los residentes. Estas plataformas colaborativas serían financiadas por el Estado a través del sistema tributario y no operarían con modelos de negocio convencionales. Podrían crear condiciones de pago más justas para los conductores, al no cobrar una tasa de transacción o al no cobrar a los usuarios una tasa de suscripción.

Los mercados digitales han transformado vidas y revolucionado la economía global, pero todavía están descubriendo cómo obtener beneficios de forma consistente. El éxito a largo plazo de empresas como Spotify depende de que se logre el equilibrio adecuado entre mantener la lealtad de sus usuarios y ser capaces de ofrecer una relación calidad-precio constante. A medida que las principales empresas tecnológicas del mundo consoliden las plataformas que han creado, será cada vez más difícil para los nuevos participantes encontrar usuarios que no estén ya conectados a la nueva economía de plataformas.

Innovación

Descubre las tendencias que están arrasando en algunas de las industrias más grandes del mundo gracias a la nuevas tecnologías.

  • Más allá del internet de las cosas.

    Los recursos se están ampliando más que nunca, es cuestión de tiempo que las nuevas herramientas se conviertan en algo común.

  • El innovador cargador de coches eléctricos.

    La industria de la automoción avanza hacia un futuro innovador a medida que el público pone sus ojos en los vehículos eléctricos.

Las cookies y su privacidad.

Utilizamos cookies esenciales para hacer que las interacciones con nuestro sitio web sean fáciles y efectivas, cookies estadísticas para comprender mejor cómo se utiliza nuestro sitio web y las cookies de marketing para adaptar la publicidad para usted. Puede seleccionar sus preferencias de cookies usando el botón 'Preferencias' a continuación, o seleccionar 'Acepto' para continuar con todas las cookies.

Preferencias de cookies

Utilizamos cookies para asegurarnos de que nuestro sitio web funciona correctamente o, ocasionalmente, para proporcionar un servicio a su solicitud (como la gestión de sus preferencias de cookies). Estas cookies están siempre activas a menos que configure su navegador para bloquearlas, lo que puede provocar que algunas partes del sitio web no funcionen correctamente.

Estas cookies nos permiten medir y mejorar el rendimiento de nuestra web.

Estas cookies solo se colocan en caso de que usted dé su consentimiento. Utilizamos cookies de marketing para hacer un seguimiento de las páginas que visita de nuestra web para mostrarle contenido según sus intereses y para mostrarle anuncios personalizados. Si no desea aceptar estas cookies por favor marque esta casilla.