KYOCERA celebra 25 años de ECOSYS

10 de noviembre de 2017

La KYOCERA ECOSYS FS-1500 se lanzó en 1992, y fue pionera en el uso de tecnología comprometida con la sostenibilidad medioambiental La primera ECOSYS redujo un 85% el impacto ecológico, pero también los costes de impresión

El nuevo sistema de tóner que incorporó la KYOCERA ECOSYS FS-1500, el primer modelo de la gama en 1992, supuso una revolución en la industria de la impresión: gracias a este sistema, los residuos generados a lo largo de toda la vida útil del equipo se reducían un 85%. Hasta la llegada de la primera ECOSYS, la tendencia había sido la de sustituir, cada vez que se agotaba la tinta de la impresora, un cartucho de tóner completo. En la práctica, esto suponía malgastar un total de 60 componentes clave del cartucho por cada reposición de tinta. 

El sistema de tóner ECOSYS está dotado de cinco pequeños componentes básicos, y la tinta se puede reponer independientemente de otras piezas del cartucho. El resultado es una impresora mucho más sostenible y en la que se reducen considerablemente los costes de impresión.

El tóner de ECOSYS es más simple, más pequeño y más ligero que sus alternativas en el mercado, mucho más complejas, por lo que los costes de transporte también se reducen.

El presidente de KYOCERA Document Solutions Europa, Takahiro Sato, ha recordado que, aunque hoy se encuentran a la orden del día, los conceptos “sostenible e impacto medioambiental no formaban parte del léxico corporativo hace un cuarto de siglo”.

En este sentido, el presidente apunta que “la sostenibilidad medioambiental ha sido uno de los principios básicos del grupo KYOCERA desde su fundación en 1959, y el desarrollo de ECOSYS anticipó una nueva era de concienciación ecológica. Los productos ECOSYS de KYOCERA establecieron los estándares de la impresión eco-friendly cuando salieron al mercado y, 25 años después, continúan siendo líderes”, añade.

Precisamente, el innovador tóner “eco-friendly” de KYOCERA reduce la temperatura a la que se produce la fusión en 30ºC con respecto a los métodos tradicionales, lo que significa un ahorro de hasta un 50% energético, habida cuenta de que este proceso consume dos tercios del total de la energía que necesita una impresora.

Por otra parte, la experiencia de la compañía nipona en cerámicas y tecnología ha permitido, además, que los materiales con los que se fabrican los equipos KYOCERA garanticen una vida útil mucho más prolongada.



 


Scroll to top